Son muchas las razones por las que las madres compran una Sábana Fantasma. ¿Cuál es la tuya?

1. EDUCACIÓN

Ayuda a que tu hijo se acostumbre fácilmente a dormir en cama. 

Es la herramienta ideal para ayudar a los padres cuando pasa su hijo de la cuna a la cama y que quieren evitar esas visitas nocturnas.


2. COMODIDAD

Tu hijo dormirá tranquilo. No se destapa por la noche.

 

En contraste con los saquitos de dormir no hay que comprar otra Sábana Fantasma™ por los cambios de temporada. Viste al niño en su pijama habitual y si no quiere ajustar la calefacción de la casa, quitar y poner mantas para asegurar una noche a la temperatura idónea a lo largo del año. Además, mientras el niño crece, la Sábana Fantasma™ le vale para siempre, no hay que comprar otra. ¡Qué Ahorro!


3. SEGURIDAD

Tu hijo dormirá seguro en su cama sin necesidad de vallas protectoras.

 

Al introducir el niño en el chaleco de la sábana que se encuentra en el centro de la cama, la sábana no compromete la seguridad del bebé y tranquiliza a los padres que saben que su hijo duerme seguro en la cama sin necesidad de vallas protectoras.


4. VIAJES

Cambia tu cuna de viaje por la Sábana Fantasma.
¡Más barata! ¡Más cómoda!

 

Cuando los niños son pequeños, viajar con ellos resulta a veces muy pesado. A menudo el lugar de destino no está equipado adecuadamente y por tanto vamos cargados con la cuna de viaje. La Sábana Fantasma es la perfecta alternativa, más barata y mucho menos voluminosa.

¡No te vayas de vacaciones sin ella!